REPORTAJE | Tres años de nuestro primer título de Andalucía cadete

El pasado forja el presente y nos hace más fuertes para el futuro. Sin duda, es una frase aplicable al hito que hoy recordamos, que no es ni más ni menos que el campeonato de Andalucía que consiguió nuestro equipo cadete hace tres temporadas, sin duda, una de las más existosas del club, ya que no sólo ello consiguieron el título de Andalucía, sino que, el primer equipo (hoy Real Betis Futsal), también fue capaz de conquistar la 2ªB y ascender a Segunda División.

La aventura del cadete es digna de recordar una y otra vez, ya que, nos deja ver muy a las claras, el gran compromiso humano de aquel grupo, no solo por los jugadores, sino por su cuerpo técnico y, especialmente por el de sus familias, que fueron parte fundamental para que el título de campeón de Andalucía fuese hacia Dos Hermanas.

Por aquel entonces, en 2015, el capitán de la nave nazarena, era ‘Kino’, reconocido entrenador de Dos Hermanas que, como enamorado y loco del fútbol sala, disfrutó como nadie esa temporada en la que los suyos llegaron a tocar el trono andaluz.

En primer lugar, tras una gran fase provincial, el Fútbol Sala Nazareno obtuvo la clasificación para disputar el campeonato de Andalucía, donde comenzó enfrentándose al Sporting Benamejí, ante el que hubo que trabajar y mucho para eliminarlo y conseguir el pase a cuartos, el preludio de la final four, donde esperaba el San Felipe Neri de Cádiz, uno de los equipos más fuertes a los que, gracias al coraje y la garra de nuestros jugadores, se logró acceder a la soñada final a cuatro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Capítulo aparte merece la final a cuatro. La cual se disputó en Motril entre los cuatro mejores equipos cadetes de Andalucía: Mutrayil, CD Ejido, Diocesano de Córdoba y Fútbol Sala Nazareno.

En la semifinal, nos enfrentamos al Diocesano de Córdoba, un conjunto muy muy duro de roer al que tuvimos que llegar a los penaltis para poder eliminar tras una semifinal memorable en la que empatamos a tres con un hat-trick de Álvaro Cabrera.

Ya en la final, llegó la auténtica locura. Y es que todo estaba de cara para Mutrayil, que eliminó al CD Ejido y se plantó en la gran final ante su gente y en su pabellón. No le fueron mal las cosas, puesto que iba ganando 2-3 hasta los últimos segundos pero, un histórico y memorable gol en propia meta de los locales a falta de ocho segundos, hizo que el partido se fuera a la prórroga con la locura y euforia instalada en el Fútbol Sala Nazareno, especialmente en sus familiares, que vivieron con una pasión desmedida tal hecho de sus pequeños que hoy, es complicado que no se emocionen recordándolo.

Tras el éxtasis del empate final, tocaba calmar los nervios porque llegaba una prórroga decisiva en la que la confianza del Fútbol Sala Nazareno estaba, como dice la película, ‘a tres metros sobre el cielo’ gracias a ese inyección de moral en los últimos segundos de partido. El Fútbol Sala Nazareno se sentía y, lo más importante, era invencible.

Y es que la superioridad nazarena se hizo notar con un gol de Alonso y un doblete de Carlos Ferreras, que hicieron un definitivo 3-6 que sirvió para alzar al cielo el título de Campeón de Andalucía tras mucho, mucho trabajo, sufrimiento y esfuerzo por parte de esos jugadores, cuerpo técnico y familiares, que aún, hoy día, siguen sientiéndose orgullosos de su equipo, al igual que hoy nosotros lo recordamos con orgullo desde el club.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *